Penen de Albosa

InicioQué verAldeasPenen de Albosa

Historia

Juan Piqueras sitúa el origen de esta aldea en el siglo XVIII. Sus inicios van unidos a una casa de labor que un rico industrial sedero de Requena, apellidado Penén, construyó en este paraje. La segunda parte del nombre de la aldea viene de La Rambla Albosa, que trae el agua hasta la población.

En 1840 apenas tenía una treintena de habitantes que se fueron multiplicando hasta alcanzar un máximo de 145 en el año 1950. La emigración redujo esta cifra a un tercera parte en veinticinco años. Actualmente hay alrededor de 60 viviendas.

Actividad Económica

La riqueza agrícola de Penén viene, como en casi toda Requena, de las viñas aunque también encontramos campos de almendros y olivos. Estos últimos con una mayor producción que la habitual en la comarca debido a unas temperaturas algo más suaves en invierno. La mayor parte de los agricultores son socios de la Cooperativa de Los Isidros, donde llevan su cosecha. 

Entorno Natural

Penén de Abosa se encuentra dentro del Parque Natural de las Hoces del Cabriel. En sus ricos parajes, cubiertos en su mayoría por bosques de pinos, podemos realizar excursiones tanto a pie como en bicicleta.

Merece una visita la aldea deshabitada de Los Sardineros, en la que sólo quedan en pie algunas casas de labor, al pie de una colina que se conoce como el Cerro del Castillo. Hay varias fuentes que se pueden visitar, como la de Villahermosa o la de los Gorros. Más abajo de Penén, la  Rambla Albosa forma unos toyos que se conocen como El Saltadero, aunque en épocas de sequía tienen poco agua. También hay un lugar para el baño en Las Salinas, ya cerca de Los Isidros.

Fiestas

Penén de Albosa celebra sus fiestas principales en la Virgen de la Asunción, el 15 de agosto. Los últimos años estas fiestas se han visto animadas por la formación de una comparsa de una veintena de miembros, que se han constituido en fila de moros, algo nada habitual en la comarca.