Convento de San Francisco

InicioQué verArquitectura HistóricaConvento de San Francisco

Historia

En el Barrio de La Loma, y junto al paraje de la Hoya de Los Molinos, se sitúa el antiguo Convento de San Francisco. Parece ser que tras la ocupación de Requena por Alfonso VI (1181) se construyó una ermita dedicada a Nrta. Sra. de Gracia, la cual fue arrasada y reconstruida varias veces.

En 1560 llegaron a Requena, procedentes de Chelva, una comunidad de frailes franciscanos. En 1576 se inició la fundación de la Comunidad del Convento de San Francisco pero no fue hasta 1617 cuando se colocó la primera piedra y se comenzaron las obras. En 1639, concluida la obra, se celebró la primera misa y ocupó la comunidad franciscana requenense su primera casa en La Loma. En ella permanecieron los franciscanos hasta 1835 en que se produjo la exclaustración de los monjes y la supresión del convento.

A comienzos del siglo XVIII, durante la Guerra de Sucesión, el Coronel Nebot estableció el cuartel general de las tropas del Archiduque Carlos. Entre 1808 y 1814 fue desalojada la comunidad conventual para utilizar el monasterio como fuerte avanzado en la defensa de Requena en la guerra contra los franceses. En 1822 fueron expulsados los 14 religiosos que integraban la comunidad y en 1835 se produjo la exclaustración y devastación del convento. En 1840 volvió a servir como edificio defensivo en la guerra contra los carlistas y a partir de 1842 fue aprovechado para alojar a los presidiarios que trabajaron en la apertura de la llamada carretera de las  Cabrillas, después conocida por Nacional III y actualmente Autovía de Valencia.

En 1858 y al haber desaparecido el antiguo Hospital de la calle del Carmen, se acabaron las obras para adecuar el antiguo convento a Hospital de Caridad, aunque la iglesia no acabó de restaurarse hasta 1909. El cuidado de enfermos se encomendó a las religiosas de la Consolación, en donde permanecieron con esta misión hasta mediados del siglo XX. Para el mantenimiento económico de la institución se creó la Fundación del Santo Hospital de Pobres que, por medio de donaciones de bienes rústicos y de inmuebles, llegó a poseer importantes propiedades, nombrándose como administrador de ellas al párroco de San Nicolás.

Al quedar cerrado el edificio al final de la década de los años ochenta del siglo XX, se inició una brutal destrucción vandálica que hubo de ser atajada por la Fundación con la restauración de techumbres y forjados iniciada en 2002 y la recuperación de la iglesia para ser dedicada a Museo.

Edificio

El edificio del Convento de San Francisco, con una superficie de 3.600 m2, está formado por cuatro cuerpos, con tres plantas por nave y un patio interior. La entrada al convento está formada por una puerta con arcada dovelada de medio punto. La puerta de la iglesia es de molduración clásica con dintel recto. Sobre esta encontramos una pequeña hornacina adornada con pilastras y un frontón. La parte superior de la fachada está adornada con una cornisa. En la parte izquierda está ubicado el campanario construido en piedra de sillería y rematado con balaustrada. 

El valor artístico y monumental del Convento de La Loma podemos apreciarlo en su elegante y austero claustro tardo-renacentista construido en 1663, así como en su espacioso templo barroco de una sola nave y capillas adosadas en sus contrafuertes.

Dirección

Barrio de La Loma s/n