Ermita de San Sebastián

Historia

En el antiguo Barrio de Las Peñas se encuentra la ermita de San Sebastián. Se desconoce la fecha de su fundación, pero, según Domínguez de la Coba y Díaz Martínez, fue llevada a cabo entre 1238 y 1239. Por otro lado, Rafael Bernabeu en su "Historia de Requena" data la ermita a finales del S. XIV, cuando se emprendió una rigurosa campaña de bautismo para tratar de convertir a la población morisca que residía en el Barrio de Las Peñas.

En 1663, para evitar desmanes, fueron traídas a este templo tres compañías del tercio de D. Pedro de Cisneros, quienes devastaron el interior. En 1706 la ermita se acondicionó como Hospital Militar para atender a los heridos de la Guerra de Sucesión. Desde 1748 se intentó cubrir su origen mudéjar y convertirla en ermita barroca, muestra de ello son la Capilla de San Cayetano, la de los Ángeles, la construcción de los falsos que ocultaban las columnas de piedra, así como el cañizo que tapaba la techumbre. En 1786 se llevó a cabo la restauración de la ermita dándole su traza actual.

En 1924 se produjo el desplome de algunas de las arcadas que posteriormente fueron reconstruidas. La restauración integral de la ermita, único símbolo mudéjar de estas características en la Comunidad Valenciana, ha permitido la recuperación del artesonado mudéjar de la techumbre con sus soportes y los pilares octogonales de estilo gótico. También se ha reconstruido, similar a la original, la escalera de entrada a la ermita.

Edificio

La ermita de estilo clásico popular, con cubierta a dos aguas, está construida en base de sillería y mampostería enfoscada y calada. La portada es clásica con ventanal ovalado y puerta claveteada. A la derecha se alza la torre-campanario cuadrada, de un solo cuerpo que apenas rebasa la altura de la ermita, cubierta con un tejadillo a cuatro aguas y veleta. El interior, de traza sencilla, consta de tres naves cubiertas con artesonado mudéjar sustentado con pilares octogonales de estilo gótico. Por la parte derecha de la ermita se accede a la Capilla de la Comunión, un camarín cubierto con cúpula, que fue construida en 1748. A ambos lados de la iglesia encontramos diferentes altares como el de la Virgen de los Ángeles, la Virgen de los Dolores, el Nazareno, etc.

Dirección

Plaza de San Sebastián s/n