Iglesia del Carmen

 
HISTORIA

El antiguo templo el Real Convento de Carme, el primero que se fundó de la Orden Carmelitana en Castilla, fue construido a finales del siglo XII por Alfonso de la Cerda, nieto de Alfonso X de Castilla, y por su mujer a Mafalda, nieta del rey Luís IX de Francia. El convento fue dedicado a Nrta. Sra. de la Soterraña la cual, según una leyenda medieval, fue encontrada por Sant Luís de Francia en el Monte Carmelo cuando fue a Palestina con motivo de las cruzadas.

Esta iglesia quedó como ayudantía de la parroquia de San Nicolás desde 1836 hasta 1936, en que se inició la última guerra civil. Después de la contienda resultó este edificio religioso lo menos dañado, restaurándose pronto el culto en 1939, porque en él se conservó el retablo mayor y el zócalo de azulejería valenciana, salvándose también de la destrucción la imagen de la Virgen María de Dolores, actual patrona de la ciudad, y una buena colección de lienzos del siglo XVII y XVIII pertenecientes a distintas iglesias de Requena. Alguien se encargó de desmontar estos oleos de sus emplazamientos originales y almacenarlos como si fueran esteras. Fueron restaurados a partir de la década de los 80 del siglo XX y actualmente decoran las capillas y sacristía de este templo.

INTERIOR

Actualmente encontramos dos espacios muy diferenciados, la capilla gótica de la Virgen María de la Soterraña, espacio que ocupó la primitiva iglesia, y el templo de finales del siglo XV y principios del XVI. En ella, a pesar de su transformación barroca del siglo XVIII, se aprecia claramente el gótico tardío en qué fue construida. Nos quedan a la vista las nervaduras góticas de la vuelta del crucero, de las capillas laterales de este y las del ábside de la capilla mayor, así como la portada de la sacristía de gótico isabelino. Renacentistas son los frescos que decoran el ábside y que fueron descubiertos en 1998.

De notable interés es el zócalo de azulejos valencianos en que destacan las figuras de varios santos carmelitas mezclados con diferentes motivos de flores, frutos, hojas, escudos, ángeles, etc.

En esta iglesia se veneran, además de la Virgen del Carmen, situada en el retablo mayor, de estilo neoclásico de 1831 y con bello camarín, la de Ntra. Sra. de Dolores, declarada canónicamente como patrona de la ciudad en 1955, y el patrón San Nicolás. Patrona y patrón ocupan las capillas del crucero en bellos retablos de mármol con decoración de bronce de 1942 y 1950 respectivamente.

Ntra. Sra. de la Soterraña, primitiva patrona de Requena desde la fundación del convento, se venera en su espaciosa capilla, situada a los pies del templo mayor y detrás del corazón.

De la imaginería expuesta al culto, además de la Virgen del Carmen y Santo Nicolau, son de buena factura las tallas de San José, San Antonio de Padua, el Stmo. Cristo de Vera Cruz y el Nazareno de Arrabal, todas ellas realizadas en la posguerra. Del siglo XVIII es la de Ntra. Sra. de Dolores y de finales del siglo XIV o principios del XV la del Padre Eterno, venerada en la capilla que fue de San Roque

DIRECCIÓN

C/ Carmen, s/n