Cachulí

Preparación

 

Freír las carnes cortadas en trozos pequeños junto con una cabeza de ajos. A estas carnes fritas las llamamos "tajadillas". Cuando estén fritas, las escurrimos del aceite y las reservamos. Trituramos el hígado frito junto con un diente de ajo y algo de agua y lo reservamos.

Tomamos un poco de aceite de freír las tajadillas y sofreímos un poco de pimentón y de pimienta y la harina (puede ser de guijas o de garbanzos) junto con tres dientes de ajo de la fritura anterior.

 

Cuando la harina este dorada, añadimos el agua y la majada de hígado y ajo, y sin dejar de remover, vamos añadiendo el aceite de las tajadillas que admita, y seguimos cociendo, hasta que en éste empiecen a formarse "volcanes" y el aceite co­mience a salir a la superficie. Rectificar de sal y pimienta.

Para 4 personas.

250 gr. de hígado de cerdo
250 gr. de panceta de cerdo
150 gr. de harina de guijas
1,2 l. de agua
5 dl. de aceite de oliva
1 cabeza de ajos
Sal, pimienta y pimentón dulce.

 

 

Se puede suprimir el hígado y añadir hongos (rebollones). Hay recetas de Cachuli, sin hígado, otras con patatas y ajos tiernos, pero el procedimiento básicamente es el mismo.