Gazpacho Manchego

Preparación

 

Troceamos el conejo o si se quiere también algo de pollo y lo freímos salpimentado en una sartén honda con el aceite de oliva, añadimos los ajos y el clavo, cuando estén las carnes bien doradas, añadimos una cucharadita de pimentón y el tomate, sofriéndolo todo y reservando el hígado del conejo cuando todo esté frito.

Añadimos el agua (3 l. aprox.) y cocemos las carnes a fuego moderado hasta que estén tiernas.

Las tortas que previamente habremos troceado de forma irregular, las añadimos al caldo hirviendo, y sin dejar de remover, cocemos la torta durante 8 o 10 minutos, incorporando la majada que habremos preparado, triturando los ajos, las almendras y el hígado, y si queremos, algún tipo de hierba aromática como la perrera o el romero. Para terminar, rectifi­camos de sal y le daremos un toque de pimienta negra molida.

 

 

Para 5 personas.

1 conejo de algo más de 1 kg.
3 dientes de ajo
2 dl. de aceite de oliva
250 gr. de tomate triturado
2 tortas cenceñas
1 c.c. de pimentón dulce
3 clavos en grano
25 gr. de almendras tostadas
2 dientes de ajo crudos
Pimienta

 

 

Las tortas para el gazpacho se hacen amasando agua, harina y sal (sin levadura) y una vez extendidas se cocían sobre la muela caliente de la chimenea, cubriéndolas con ceniza y ascuas, eran gruesas y podían ser sustitutivas del pan. Por comodidad normalmente utilizamos las tortas cenceñas procedentes de La Roda por estar comercializadas en la mayoría de los comercios.